El gobierno argentino de Mauricio Macri finalmete acordó abrir la importación de carne de cerdo, algo que no ocurría desde 1992. Se trata de un pedido concedido a su par estadounidense, de Donald Trump, como parte del visto bueno para que el país sudamericano pueda volver a exportar limones a aquel mercado.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Según informó la agencia especializada Reuters, el departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA) informó que, luego de cumplir con algunos requerimientos técnicos, Argentina abrirá la importación de este producto que entra en directa competencia con los productores agropecuarios locales, quienes reclamaban evitar este tipo de medidas. Se trata, inicialmente, de un negocio de unos 10 millones de dólares anuales.

EE.UU. es el principal productor de carne porcina a nivel mundial, y exporta un total de 6.500 millones de dólares anuales en este rubro, lo que representa el 27% de la producción total de ese país. El NAFTA y Japón son los principales mercados.

La importación de carne porcina había sido bloqueada en 1992 por la Argentina, durante la presidencia del peronista conservador Carlos Menem. En aquel momento, se argumentaron cuestiones fitosanitarias, lo que en la práctica suele utilizarse como una barrera para arancelaria para afectar importaciones que golpeen las producciones locales.

El reclamo por el negocio de la carne porcina había sido impulsado por el vicepresidente, Mark Pence, cuando visitó a la Argentina el año pasado.