El decreto de Mauricio Macri que recorta el plus en las asignaciones familiares en zonas desfavorables divide las aguas en Cambiemos y el radicalismo ya avisó que podría acompañar a la oposición en el pedido para anularlo.

El próximo miércoles, los diputados de la oposición buscarán derogar el decreto firmado por Macri, que volvió a tener vigencia luego de que el propio Gobierno decidiera suspenderlo por un mes ante la presión de sus aliados políticos.

La medida afectará a las provincias patagónicas y norteñas del país y alcanzará a unos 450 mil beneficiarios. En un contexto de ajuste constante, el Gobierno busca que el decreto pase sin problemas por el Congreso, pero según Página 12, en el oficialismo ya se alzaron las voces en contra.

“Nos volvimos a reunir para ratificar la postura en contra del decreto. Le pedimos al Gobierno que postergue definitivamente la medida. Si no hay respuesta el miércoles, bajaremos al recinto”, afirmó la radical rionegrina Lorena Matzen.

El decreto macrista golpeará con dureza en las provincias de Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut, donde unos 140 mil damnificados perderán alrededor de 1800 pesos por prestación. Mientras que en Río Negro Neuquén, La Pampa, Mendoza y Formosa los afectados son alrededor de 260 mil, que sufrirán un recorte de unos 450 pesos.

Por su parte, en Salta y Jujuy, la quita afectará a unas 48 mil personas. Allí también la perdida gira en torno a los 1800 pesos.