En plena guerra de Malvinas, el periodista Pablo Sirvén defendió al régimen cívico-militar que difundía noticias falsas. Al mismo tiempo criticó a aquellos argentinos que sintonizaban radios extranjeras para recibir información verídica sobre el conflicto bélico.

El ahora secretario de redacción de La Nación escribió el 26 de mayo de 1982 una nota titulada "Sobria y veraz, la Argentina gana la guerra de informaciones", en alusión a la campaña de desinformación lanzada por la dictadura para mantener a la ciudadanía alejada de los verdaderos sucesos en las islas.

Embed

Entre múltiples elogios a la junta militar y su estrategia comunicacional, Sirvén opinó que la dictadura ganó "la batalla informativa". "Los resultados se asemejan a los de las armas: con recursos menores evidentes, nuestro país está demostrando que también se sabe imponer en el difícil campo de los mass media", en referencia a la cadena multinacional británica BBC.

Para Sirvén, la guerra de Malvinas no fue un acto desesperado de la dictadura de mantenerse en el poder, sino "un estado de beligerancia involuntario". "La intemperancia y la soberbia colonialistas llevadas hasta sus últimas consecuencias han puesto en operaciones a nuestras fuerzas armadas", opinó.

LEER MÁS: El emotivo video de Cristina sobre Malvinas que desnuda una operación del Gobierno

En esta nota