Los mensajes que publicó Lucas Llach antes de ser designado como vicepresidente del Banco Centralde la República Argentina (BCRA) comienzan a jugarle en contra.

"Hay una piñata, se llama "Reservas del BCRA". Tírense mientras puedan los que quieran caramelos", escribió Llach en su cuenta de Twitter.

Embed

El mensaje lo deja mal parado si se recuerda el contexto en que lo escribió. Lo publicó en septiembre de 2014, cuando el gobierno kirchnerista llevaba vendidos 2000 millones de dólares del Banco Central para contener la suba de la cotización del dólar.

Desde fines de marzo hasta la actualidad, el Banco Central de la República Argentina debió vender U$S 4.536,20 de las reservas, es decir más del doble de lo que llevaba vendido el kirchnerismo en 2014.

Embed
Embed
Embed

En esta nota