Los bolsillos cada vez más flacos vuelven a padecer un nuevo aumento de los servicios públicos, todo lo contrario a lo que Elisa Carrió prometía hasta hace tan solo dos meses, según palabras del por entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren.

En su cuenta de Twitter, Carrió daba cuenta de una reunión que mantuvo con el ex CEO de Shell Argentina, y allí aseguraba que el ministro le había prometido que no habría más tarifazos en lo que restaba del año.

Este miércoles, el reemplazante de Aranguren, Javier Iguacel, anunciará incrementos de la luz del orden del 30% y de las naftas entre un 5 y un 8%, con lo que ya superarán el 30% en solo 7 meses del año.

Lo curioso es que Carrió hizo estas afirmaciones en medio de la corrida cambiaria, que comenzó a fines de abril, y que llevó el dólar de 20,5 a 28 pesos, por lo que no podría argumentar que hubo factores desconocidos que justifiquen este cambio de posición. Nuevamente, la realidad choca de frente con el relato macrista.

Embed

En esta nota