El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, defendió este jueves el aumento de hasta el 40% en las tarifas de gas al sostener que el Gobierno requiere de "un esfuerzo mayor de la población para tener más energía".

"El aumento del gas tiene como objetivo recuperar el sector energético en gas natural y por lo tanto cubre a todos los argentinos y protege a los más vulnerables por la tarifa social", expresó el funcionario en declaraciones a Radio La Red.

Las tarifas del servicio de gas natural por redes para los hogares subirán un 32% promedio desde el domingo con un tope del 40% para los sectores de menores consumos y del 28% para el sector de mayor demanda residencial.

Asimismo, el Gobierno autorizó a las distribuidoras de gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas a aplicar un incremento del 16,7% para el tubo de 10 kilos, que ahora llegará a las familias a un precio final de 216 pesos, tras acumular en el año un alza del 61,3%.

"El objetivo es un esfuerzo mayor de la población para tener más energía y que sea más barato. Se pretende recuperar el parque de producción de la energía, cumplir con la ley, y generar las condiciones para que el gas baje en la Argentina", dijo Aranguren este jueves.