Un nuevo documento sobre el submarino ARA San Juan develó que la nave no debía navegar por la "inspección de seguridad" ordenada por la Inspección General de la Armada (ISGA).

La información fue develada por el periodista Andrés Klipphan en Infobae, quien expuso documentos clave de la nave desaparecida, que se encuentran en la causa que lleva adelante la jueza Marta Yañez.

El 25 de octubre de 2017, el submarino partió sin la inspección y comenzó a tener problemas el 15 de noviembre por filtraciones de agua de mar. "Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N°3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barra de baterías. Baterías de proa fuera de servicio al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal. Mantendré informado", fue la comunicación cifrada enviada desde el buque de guerra al Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS), a cargo del capitán de navío Claudio Villamide.

Según los documentos, ese mismo día, Villamide suscribió un "MENSAJE NAVAL SECRETO", donde admitía que había pospuesto la inspección de seguridad, que debía realizarse luego de la navegación que el submarino había realizado en julio, donde ya se habían reportado problemas.

En esta nota