Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, tripulante del submarino ARA San Juan, desmintió categóricamente el informe vertido en los medios respecto a tareas de inteligencia y sostuvo que el submarino "no estaba ni cerca de la zona de Malvinas".

Por otro lado, sostuvo que los familiares están "cansados" ya que el Gobierno los "carga" constantemente. "El submarino no estaba en condiciones de navegar, era una coctelera", afirmó.

En diálogo con el programa radical Crónica Anunciada de FM La Patriada, Tagliapietra explicó que la coordenada indicada en los medios "no es real, es un error" aunque aclaró que no sabe "si inducido o no", al tiempo que sostuvo que la información "no se basa en hechos fácticos" y culpó al Gobierno de querer "desviar la atención" de las responsabilidades que le pesan por el caso.

Embed

”Se utilizó la palabra espionaje como una palabra grande: el submarino no estaba haciendo inteligencia en Malvinas”, indicó Tagliapietra, para luego pedir que se dejen de lado las construcciones: ”Las teorías conspirativas garpan, pero no parece ser lo que pasó: el submarino no estaba en condiciones de salir a navegar”.

Por último, el padre de Alejandro se refirió al rol del Gobierno en el caso, y reiteró su pedido de renuncia para el ministro Oscar Aguad: "No solo no avanzó en la investigación, sino que retrocedió", arremetió, para luego también apuntar contra Mauricio Macri: "Ni aunque movilicemos cien mil personas el Gobierno se va a conmover".