Luis Tagliapietra estaba en el buque Seabed Constructor de la empresa Ocean Infinity cuando lograron llegar al punto de 400 kilómetros al Este de Comodoro Rivadavia donde se encontró el submarino ARA San Juan.

A 907 metros bajo suyo estaba posiblemente el cuerpo de su hijo, el teniente de corbeta Alejandro Tagliapietra. "LOS ENCONTRAMOS LA PUTA MADRE!", escribió por WhatsApp a sus contactos que se involucraron en la búsqueda.

Tagliapietra sabía que la comunicación desde el medio del mar era imposible y envió el mensaje pese a no tener conexión. "No puedo parar de llorar", escribió Tagliapietra.

El mensaje completo:

"Para cuando recibas esto ya te habras enterado por la Armada y los medios, no se cuando nos restauraran la conexión, escribo ahora para compartir lo que siento, aunque no tengo palabras, mezcla de enorme tristeza con la de una batalla ganada, LOS ENCONTRAMOS LA PUTA MADRE! Cuando todos daban todo por perdido, nosotros acá no bajamos los brazos nunca, ya vendrán tiempos de charlas técnicas y otras cosas, ahora lo unico importante es que al fin los encontramos y no puedo para de llorar!"

En esta nota