En otro demoledor informe, los periodistas de investigación Juan Ignacio Amorín y Ari Lijalad expusieron la trama del manejo del dinero del PRO en la provincia de Buenos Aires, hoy investigada en la Justicia por el escándalo de los aportantes truchos revelados por este portal.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Allí, se mostró cómo todo el armado de financiamiento de la campaña y manejo de fondos está compuesto por personas muy cercanas a la actual gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

LEE MÁS "Vidal facilitó el robo de identidades para los aportes de campaña"

La mandataria provincial es la presidenta del PRO en la provincia de Buenos Aires, partido al que se dirigieron los aportes de al menos 800 personas en situación de pobreza y que las mismas negaron haberlas realizado. Por debajo de ella se ubican María Fernanda Inza, como tesorera, y Maximiliano Sahonero y Darío Omar Duarte como "responsables económicos", todas personas muy vinculadas a la gobernadora.

Embed

El PRO en su versión bonaerense está en la mira, además, porque el último balance aprobado por la CNE es de 2010. Luego fue rechazado en 2011, 2012 y 2013 y se encuentran en trámite los informes del 2014 en adelante.

Además, otro dato impactante es que casi el 90% de los aportes a la campaña para las elecciones 2017 en la Provincia se realizaron en efectivo. El Destape reveló al menos 800 casos de monotributistas o beneficiarios de planes sociales, que cuentan con ingresos mínimos y figuran aportando a la campaña, algo que desmintieron haberlo hecho en la realidad. El caso actualmente está en la Justicia y es investigado tanto por el fuero federal como por el fiscal con competencia electoral Jorge Di Lello.