En Barilochese repitió el esquema de listados de aportantes truchos que diagramó Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires para las campañas de 2015 y 2017, según denunció El Destape.

Y al igual que en ese caso, la Justicia local se desligó de la responsabilidad de investigar potenciales delitos como el lavado de dinero, la usurpación de identidades o falsificación de documento público, y remitió el expediente al Tribunal Electoral Provincial de Río Negro. Esto permite anticipar que el partido Juntos Somos Bariloche -del Intendente Gustavo Gennuso en alianza con el Gobernador Alberto Wereteilneck- apenas recibiría una multa y deja en el desamparo a los vecinos y vecinas que vieron usurpada su identidad.

Pero en Bariloche el caso tiene un componente adicional muy llamativo: de los 510 mil pesos que Juntos Somos Bariloche blanqueó a través de 213 supuestos aportantes, 428.460,27 pesos fueron para el grupo Clarín. En la ciudad, ese conglomerado posee el único canal de aire -Canal 6-, además de un radio y un diario digital.

Es decir que más del 80 por ciento de los fondos que transparentó el partido del Intendente fueron a engrosar al arcas del grupo Clarín en la ciudad.

Según pudo saber El Destape, de los 510 mil pesos, 496.163,56 se destinaron, vía cuatro cheques, a la empresa de publicidad Piensamarketing. Pero esta firma, lejos de quedarse con el dinero, la transfirió casi de inmediato al Grupo Seis (Clarín), para la difusión de publicidad de campaña.

LEE MÁS

Embed

A través de cinco facturas -las número 155 a la 158 y la 167 del talonario 108-, Bariloche TV S.A. (Grupo Seis) cobró algo más de 428 mil pesos, en pocos días de agosto de 2015. Es decir, menos de un mes antes de la elección municipal.

La diferencia entre lo pagado por Juntos Somos Bariloche a la empresa de publicidad y lo abonado al Grupo Seis -exactamente 67.703,29 pesos- fue la ganancia de la firma que elaboró la gráfica y los spots de la campaña (aunque de ese monto surgieron otras obligaciones, como retenciones, entre otras).

LEE MÁS

Embed

Bariloche TV S.A. cobró cinco facturas, por los siguientes montos: 83.655,77 pesos; 64.350; 6.830; 227.208,50; y 46.416 pesos. En todas, en el detalle se indica que la contraprestación es “Campaña electoral 2015”.

Desde su asunción, el Intendente Gennuso cuenta con un espacio semanal “gratuito” para la difusión de su gestión, a través de la Radio 6.

Con esos pagos y la ganancia de la empresa intermediaria se completan los 510 mil pesos de la lista de “aportantes”. Pero no fue el Grupo Seis el único destinatario de la publicidad de campaña de Gennuso. Entonces, ¿con qué fondos se pagó al resto de los medios?; ¿con qué recursos se afrontaron otros gastos? Las rendiciones disponibles no lo aclaran.

A pesar de esas dudas -y otras, como por ejemplo quién elaboró el listado trucho de contribuyentes a la campaña- la Unidad Fiscal Temática de “Delitos contra la Administración Pública y Violencia Institucional” que conduce Guillermo Lista, decidió declararse incompetente, y solicitó al Juez de Ejecución Juan Martín Arroyo que ratifique esa postura.

gennuso.jpg
Intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso
Intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso

El jueves 18 de octubre pasado, el magistrado avaló la decisión y remitió el expediente al Tribunal Electoral Provincial.

Así, pese a todas los elementos que demuestran que Juntos Somos Bariloche, durante la campaña a Intendente de Gustavo Gennuso en 2015, falsificó documentos públicos, usurpó identidades de vecinos y vecinas, y pudo haber incurrido en blanqueo de dinero cuyo origen no puede explicar, sólo recibiría una sanción menor de carácter electoral.

La situación es idéntica a lo sucedido con la investigación por los aportantes truchos de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires. Al igual que en ese caso, un Juez resolvió la competencia electoral del expediente.

Con este fallo queda claro que Río Negro tiene su propio Comodoro Py.