Los metrodelegados continuarán este viernes con las medidas de fuerza que vienen realizando en reclamo por acuerdos paritarios que consideran insuficientes, y esta tarde se interrumpirá el servicio de la línea C de subterráneos.

En la estación Constitución, cabecera de la línea, serán liberados los molinetes a partir de las 17:30, mientras que a las 20:30 horas comenzará un paro de actividades que se extenderá hasta la medianoche.

La protesta, que lleva ya varias semanas, se realiza a raíz del acuerdo paritario del 15,2 por ciento alcanzado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y que los metrodelegados, que no participaron en las negociaciones, consideran insuficiente.

La de este viernes es la última medida de fuerza anunciada aunque los metrodelegados anunciaron que esta tarde se reunirán para determinar la continuidad de la protesta.

"Ante la crisis que atraviesa nuestro país y que pretenden que paguemos los trabajadores, decimos que vamos a profundizar las medidas de fuerza", manifestaron delegados de AGTSyP.

"No sólo por el techo salarial que nos quieren imponer sino también porque nos sentimos hermanados con el rechazo a los tarifazos que afectan a todo el pueblo trabajador", añadieron.

La AGTSyP, que actualmente no tiene la personería gremial, viene realizando paros y protestas desde hace semanas y en todas las líneas del subte contra ese incremento, al que consideran insuficiente.

Por su parte, Metrovías, lamentó que la decisión de algunos representantes gremiales sea una vez más, afectar a miles de usuarios que en esa franja horaria para retornar a sus hogares luego de la jornada de trabajo.

En esta nota