El micro que trasladaba a los jugadores de Boca fue apedreado en las inmediaciones del Estadio Monumental y la Policía reprimió con gas lacrimógeno, que terminó afectando a los jugadores de Boca.

Embed

Los futbolistas 'Xeneizes' descendieron del micro visiblemente afectados por el efecto del gas policial. Entre ellos, el más golpeado por fue Carlos Tevez, quien ingresó al vestuario con el rostro irritado, tosiendo y con la cabeza gacha.

Tras los incidentes, dirigentes de la Conmebol, River y Boca mantienen una reunión de emergencia y analizan la situación. En tanto, los medios ubicados en el lugar aseguran que a los jugadores les cuesta recuperarse.

GAS PIMIENTA.mp4