Tras la masiva convocatoria que tuvo la marcha por el Día Internacional de la Mujer, Emilio Basavilbaso, director Ejecutivo de la ANSeS, intentó vincular la igualdad de derechos que reclaman los movimientos feminista con la voluntad oficial de aumentar la movilidad jubilatoria de las mujeres.

"Creo que la igualación en la edad jubilatoria la van a terminar pidiendo las propias mujeres, no va a ser una imposición. Hay algunas ideas y sectores solicitando esa igualdad, pero yo creo que eso va a ir creciendo como un reclamo directamente de las mujeres", fue la polémica afirmación del directivo, entrevistado por el Diario Clarín.

Y añadió: "La opcionalidad lo demuestra. Hoy las mujeres se pueden jubilar a partir de los 60 pero si quieren pueden estirar su vida laboral hasta los 70, como los varones. Y la realidad nos indica que la edad promedio a la que se jubilan las mujeres está entre los 63 y los 64".

"Por eso el uso de la opción de elegir jubilarse hasta los 70 se dará naturalmente. Me parece legítimo pedir que obligaciones y derechos sean más parecidos a los de los hombres. Desde ya, me gustaría que tuvieran iguales derechos y obligaciones en todos los ámbitos", concluyó Basavilbaso, enmarcando de manera insólita el aumento de la edad jubilatoria en el reclamo por igualdad de género.

En esta nota