La periodista Romina Manguel contó en el programa Animales Sueltos, hace un año, la situación de acoso que vivió en el ciclo por parte de un entrevistado. La revelación de la panelista generó un gran revuelo mediáticamente y no se la respetó como víctima ni lo que ella había decidido de no dar el nombre del acosador.

En ese momento, el conductor oficialista Alfredo Leuco fue el encargado de difundir el nombre de ese entrevistado y Manguel decidió no hablar más del tema.

Ahora en una entrevista en el programa Podemos Hablar, la periodista contó cómo vivió esos días en el que se animó a contar lo que había pasado.

Embed

“Antes no entendía porque alguien tardó tanto en contar (una situación de acoso o abuso sexual). Me pareció que era fácil. Cuando me pasó, y la verdad… lo pensaría dos veces antes de contarlo. Yo soy muy impulsiva y no mido mucho cuando digo algo al aire. Ese día, Ale Fantino estaba hablando de la vulnerabilidad de las mujeres que están en el mundo del espectáculo, y lo miré y con todo el amor del mundo le dije que ‘no pasa solo entre modelos. Yo estoy sentada acá y sufrí una situación de acoso y no se dieron cuenta”, relató la periodista.

Y prosiguió: “Esta persona me venía acosando a lo largo del tiempo y un día aparece en Animales, y me entero en el momento. Entonces, le pedí a mi compañero Tato que no me deje un minuto sola. Le mostré los chats. Era muy zarpado y no sabía cómo manejarlo”.

“En un momento, esa persona apareció en el camarín y pidió que nos dejaran solos. Me quedé helada, pegadita al lado de Tato para que no me deje en ningún segundo. Fue espantoso. Todo lo que pasó después de que yo quería voltear a un funcionario. Yo decidió no dar el nombre porque me volvieron loca”, contó Manguel.

Y sentenció: “Si me volviera a pasar, no sé si lo contaría”.