Aníbal Fernández se sumará como nuevo abogado del empresario Cristóbal López. Si bien no será el encargado de la defensa penal, que continua en manos de Carlos Beraldi, cumplirá un rol que irá por el lado civil y otro tipo de demandas.

Además, será defensor de Fabián De Sousa, socio de López, quien también regresó a prisión el pasado fin de semana largo.

“Estoy orgulloso de que Cristóbal y Fabián me hayan elegido como su abogado porque son mis amigos y yo no abandono a mis amigos”, declaró Fernandez, en diálogo con Revista Noticias.

Aníbal también resaltó su actitud frente a los "amigos" porque considera que “en tiempos donde las ratas abandonan el barco, es muy importante estar al lado de los amigos que la están pasando mal”.

El ex funcionario visitó a López en el penal de Ezeiza y a De Sousa en la cárcel de Marcos Paz y, según su testimonio, los encontró bien de ánimo y en buenas condiciones físicas.

LEÉ MÁS: El Banco Central contuvo al dólar con una medida kirchnerista

En esta nota