El presidente de Boca, Daniel Angelici, expresó su rechazo a la decisión de la Conmebol de reprogramar las finales de la Copa Libertadores para los sábados 10 y 24 de noviembre.

"Somos muy respetuosos de la colectividad judía y Boca no quiere jugar sábado por respeto a la cantidad de socios que no podrán estar presentes", afirmó Angelici en Radio La Red.

LEER MÁS: La Conmebol confirmó las fechas para la superfinal de la Libertadores

La frase hace referencia al "Cabalat Shabat", que empieza cada viernes con la primera estrella y culmina el día siguiente cuando aparece la primera estrella. No obstante, en el torneo local, Boca ya jugó tres veces un día sábado.

Además, el mandamás de Boca adelantó que intentará que su par de River, Rodolfo D Onofrio, lo apoye: "Hablaré con él para ponernos de acuerdo y encontrar alguna variable para jugar el partido en un día y horario que beneficie a todos".