El presidente de Boca y operador judicial del macrismo, Daniel Angelici, reveló sus intenciones políticas de cara a 2019 y aseguró que quiere dejar el fútbol para presidir la UCR porteña.

El empresario del juego le concedió una entrevista a La Nación y no dudó cuando le preguntaron si le gustaría conducir los destinos del radicalismo porteño. "Si en 2019, cuando termino en Boca, hay un consenso, asumiría el desafío de aportar a mi partido", aseguró.

Además sostuvo: "Hasta diciembre de 2019 tengo el compromiso de conducir Boca Juniors. Hoy le dedico el 75 por ciento al fútbol y 25 a la política".

Asimismo negó ser el operador judicial de su amigo el presidente Mauricio Macri. "Me da la sensación de que el Gobierno, desde que está Mauricio, no necesita de eso. Él cree que la Justicia tiene que actuar, que no tiene que ser ni dura ni blanda, ni lenta ni rápida: tiene que ser justa", afirmó.

En tanto que sobre las constantes críticas que Elisa Carrió le propina, señaló: "No tengo problemas en juntarme con nadie. Estoy muy tranquilo de cómo me criaron mis padres, el esfuerzo que hice para terminar la escuela secundaria, estudiando de noche y trabajando de día. Nunca tuve una casa de juego ilegal, hoy ganaría más plata con el ilegal que con la legal".

En esta nota