El presidente de Boca y vicepresidente de la AFA, Daniel Angelici, aseguró que "lo más fácil es arreglar una salida" de Jorge Sampaoli, pero señaló que lo ve "con ganas de seguir, de tener una revancha".

"Lo más fácil es arreglar una salida y buscar otro entrenador. En este momento hay poner la pelota abajo del pie y analizar bien lo que se va a hacer. Hay que ver el compromiso de los presidentes, y me incluyo, porque muchos priorizan su club antes que la Selección y hay que ver qué compromiso vamos a tomar. Hay que poner capacidad y profesionalismo y definir un proyecto a largo plazo", sostuvo Angelici en una entrevista para TyC Sports.

En ese contexto, el dirigente dio detalles sobre la charla que mantuvo con Sampaoli y el presidente de AFA, Claudio 'Chiqui' Tapia, en el predio de la casa madre del fútbol argentino ubicado en Ezeiza: "Lo vi a Jorge con ganas de seguir, de tener una revancha y poder desarrollar su proyecto. También vi que Sampaoli no se va a aferrar a su contrato. Nos dijo que si la decisión del Comité era quitarle el respaldo, el contrato y la parte económica no iba a ser un problema para su desvinculación".

"Hay cosas de Jorge que a mi me gustan y por eso lo fuimos a buscar como su manera de jugar. Después hay muchas cosas que no me gustaron de este proceso que se dio durante el Mundial y se lo he dicho en la cara personalmente. Sí le dije que en los últimos años ningún cuerpo técnico de la Selección tuvo las comodidades que se le dieron a este, comenzando por las obras en Ezeiza, lo que se hizo en el bunker de Rusia o los viajes", enfatizó.

Asimismo, recordó como fue el momento de la contratación de Sampaoli para justificar los cinco años de contrato que le firmaron al entrenador. "Cuando rescindimos con Bauza, Jorge nos dijo que tenía un contrato firmado y que tenía otras propuestas en Europa. Que le había costado mucho llegar a ese fútbol y que, si iba a Argentina, necesitaría de un proceso de cinco años porque el de Rusia tal vez no sería su Mundial, sino el próximo. Y nos planteó que quería comenzar un proceso de transformación. Creímos que estaba bien trabajar en un proyecto de mediano o largo plazo y por eso firmamos cinco años. Con el diario del lunes, hoy no le firmaría los cinco años. Pero cuando fuimos a buscarlo, estaba entre los tres mejores técnicos y él quería venir.Hay técnicos que soy muy buenos y no quieren venir".

Y anticipó: "Los dirigentes nos vamos a reunir y decidir qué queremos. Recién ahí veremos si es Sampaoli o es otro. No lo vamos a dilatar mucho, el 27 o 28 de julio nos juntaremos con el Comité para discutir y analizar la situación".