Amnistía Internacional (AI) alertó que en la Argentina hay una tendencia preocupante respecto a la criminalización de la protesta social y a la libertad de expresión. En un informe que analizó a 159 países alertó que en dos años del gobierno de Mauricio Macri dos personas murieron en contexto de represión: Rafael Nahuel y Santiago Maldonado.

Bajo el título La situación de los derechos humanos en el mundo 2017, el informe sostiene que manifestaciones a lo largo del año registraron picos de violencia inusitada por parte del Estado. En la marcha de diciembre contra la reforma previsional hubo más de 120 detenidos, cientos de heridos y al menos cinco personas aún permanecen detenidas arbitrariamente según denunciaron algunos de sus familiares en las oficinas de Amnistía Internacional Argentina.

En la concentración por el Día Internacional de la Mujer varias personas denunciaron haber sido detenidas arbitrariamente y obligadas por las fuerzas de seguridad a desvestirse por completo.

Además recordaron que en la Argentina no se respetan los derechos de los pueblos originarios.

"En Argentina, la Policía detuvo de manera arbitraria a más de 30 personas en la capital, Buenos Aires, por participar en una manifestación tras la muerte del activista Santiago Maldonado. En diciembre se empleó fuerza excesiva contra manifestantes que participaban en protestas multitudinarias en Buenos Aires contra reformas promovidas por el gobierno", recordó el informe.

LEER MÁS: Rafael Nahuel: desmienten que hayan encontrado pólvora en su mano