Henry Fernández, presidente de MSCI, el proveedor mundial de índices bursátiles que meses atrás elevó a la Argentina a grupo de los "Mercados Emergentes", alertó que podría bajar la calificación del país.

Fernández aseguró que está “monitoreando de cerca” el manejo de la crisis financiera argentina y alertó que si se instalan controles de capitales degradará al país, según consignó Página 12.

Meses atrás el anuncio de que Argentina había sido nombrada como "Mercado Emergente" fue motivo de celebración para el Gobierno, sin embargo, ahora sus propias políticas los ponen en jaque.

“Definitivamente estamos monitoreando el país a diario y con mucho cuidado para detectar señales de condiciones que podrían crear una falta de accesibilidad para los inversores internacionales en sus mercados de acciones. Lo veremos y definitivamente podemos revertir nuestra decisión –de mejorar la nota del mercado financiero local– antes de que en mayo de 2019”, apuntó.

Según los calculos, alrededor de 14 mil millones de dólares en activos atados a las recomendaciones de MSCI.