El edificio del Palacio de Justicia de la Nación, donde funciona la Corte Suprema de Justicia, sufrió una amenaza de bomba. El Ministerio de Seguridad de la Ciudad advirtió que hubo 3 o 4 llamados que ingresaron al 911 desde Provincia de Buenos Aires alertando la situación. Por esa razón, las instalaciones de Talcahuano 550 fueron desalojadas.

Esto ocurrió en el mismo momento en que un grupo de abogados, que conforman la agrupación Iniciativa Justicia, se dirigía al lugar para realizar una serie de pedidos al flamante presidente del máximo tribunal, Juan Carlos Rosenkrantz.

Así, Carlos Beraldi, Maximiliano Rusconi, Graciana Peñafort, Daniel Llermanos y Martín Arias Duval buscan que se disponga la inmediata intervención de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado. "Su constitución y funcionamiento ha suscitado severos cuestionamientosque derivaron en denuncias judiciales y también planteos en la órbita del Congreso como el pedido de juicio político a Ricardo Lorenzetti por parte de la diputada Elisa Carrió", marcaron en el documento.

También reclamaron que en el Congreso la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades proponga "la designación de tres interventores con conocimientos técnicos y solvencia ética y profesional en la materia". Asimismo, se designe a las personas propuestas por dicha Comisión en el cargo deinterventores administradores de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos yCrimen Organizado (DAJUDECO).

Por otro lado, piden que "se dejen sin efecto los convenios suscriptos entre la DAJUDECO con cualquier otro organismo del Estado, en cuanto exceden las competencias establecidas en el DNU 256/2015 y la Acordada 2/2016".

Por último, que se disponga que los interventores designados lleven a cabo una ampliaauditoría sobre el funcionamiento de la DAJUDECO.

Embed

En esta nota