Tras la polémica que desató las declaraciones de la trabajadora sexual Natacha Jaitt en el programa de Mirtha Legrand, la Justicia decidió allanar a Nacho Viale para determinar si la mediática fue acompañada por otra persona, además de las dos que la acompañaron.

Durante su participación, la modelo involucró a figuras del periodismo y del espectáculo en la red de abusos de menores y la fiscal del caso Soledad Garibaldi la citó a declarar. Ahora los investigadores allanaron las oficinas del nieto de Legrand, Story Lab, en busca de imágenes registradas en cámaras de seguridad.

La intención es determinar si Jaitt fue con una persona más a los estudios, además de su hermano Ulises y de su asesora y ex agente de la AFI, Ana Polero. Según las fuentes de la investigación, no se descarta que también hagan procedimientos en otros edificios relacionados con la puesta al aire de La noche de Mirtha.

Frente al procedimiento, Viale salió a explicar a través de su cuenta de Twitter que en su productora no se filma el programa de su abuela ni poseen las cámaras de seguridad de un edificio que no es de ellos.

Embed
Embed

"Dos cosas para dejar en claro y ante la GRAN desinformación que hay. 1) Recibimos un oficio, solicitando las cámaras de seguridad del ingreso al estudio del programa de esa noche. El programa NO sale de nuestras oficinas, si no que sale desde un estudio de televisión 2) No solo NO tenemos cámaras de seguridad, menos tenemos las de un lugar que no es nuestro. Fin de la historia", se explayó el nieto de Mirtha

Los procedimientos fueron encabezados por el fiscal Guillermo Marijuan, bajo la orden del juez Sergio Ramos, tras una denuncia de la AFI para investigar las declaraciones de Natacha. Hace una semana la PSA allanó su propiedad y, horas más tarde, el departamento de Polero.

En esta nota