Un sector de la UCR profundizó hoy la presión para que el centenario partido, que hoy forma parte de la coalición de Gobierno, rompa con la alianza Cambiemos y se acerque al ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

El presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, sostuvo sin tapujos que "el radicalismo tiene que romper con Cambiemos" y que ya "no hay margen" para continuar en la coalición que le permitió al presidente Mauricio Macri desembarcar en la Casa Rosada en 2015.

"Hasta aquí hemos llegado. Tenemos muy poco que ver con los miembros de esta sociedad de la que fuimos socios menores porque nunca nos preguntaron nada, nuestra responsabilidad fue no habernos ido antes. La responsabilidad fue de José Corral y Alfredo Cornejo", aseguró, al referirse en términos críticos al actual presidente del PJ y su antecesor.

A la hora de justificar la necesidad de romper con el PRO, Sappia apuntó a la crisis económica al explicar que la situación del país "es límite", de "una gravedad inusitada" dado que "la gente no llega a fin de mes".

"Muchos correligionarios se sienten cómodo con el neoliberalismo, han abandonado las formas de pensamiento que históricamente tuvo el radicalismo", cuestionó en una entrevista a Radio 10.

Consultado sobre la posibilidad de que la UCR confluya en la candidatura presidencial de Lavagna, Sappia no lo descartó, aunque aclaró que en ese caso habría que "ponerse de acuerdo en un programa político consensuado".

"Hay que salir de Cambiemos y promover una alianza con fuerzas más afines", resaltó, aunque puso en duda que la conducción del partido convoque a la Convención Nacional que debería decidir la estrategia electoral de la UCR.

Por su parte el dirigente radical Mario Cimadevilla señaló que a su entender es "mayoritaria" la postura dentro de la UCR a favor de abandonar Cambiemos.

"Está dividido. Los que están más en la conducción formal de Cambiemos sostienen la continuidad de Cambiemos, pero yo veo que hay una masa crítica muy grande, creo que mayoritaria dentro del radicalismo que no ve con buenos ojos la continuidad de Cambiemos, al menos en las condiciones en que se está desarrollando", remarcó.

En cuanto a las candidaturas, el ex senador nacional y ex consejero de la Magistratura dijo que la UCR tiene "mucha más afinidad por historia con Lavagna que lo otro", en alusión al PRO de Macri.

"El radicalismo en materia energética esta en la antípodas de lo que este Gobierno propone", ejemplificó.

En esta nota