La aparición del extraño animal ocurrió en la noche del jueves, en la tranquila localidad correntina de La Esquina. Una vecina lo fotografió en las cercanías de la ruta 12, a metros de una bailanta y de una empresa llamada 'Landy Car'.

La mujer lo catalogó como un "perro gigante", pero luego de viralizada la fotografía que sacó, la teoría de que se trataba de el mítico personaje del hombre lobo cobró fuerza. Sus largas piernas y gran torso despertaron el alerta en los habitantes del pueblo.

Según dice la leyenda, el Lobizónes el séptimo hijo varón de una familia con algún maleficio y que en noches de luna llena se transforma en un perro con forma humanoide.

Embed

LEÉ MÁS: ALERTA: Preocupación por los 'mapaches zombies'

En esta nota