Si el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, en Argentina no somos la excepción: el país estaría por aplicar el mismo mecanismo financiero que provocó la crisis de las hipotecas subprime en 2008 y arrastró a la economía mundial. Se trata de la "secutirización" de los créditos hipotecarios UVA, que ahora podrán venderse en el mercado y tendría a la ANSES como un cliente importante, poniendo en riesgo las futuras jubilaciones.

¿En qué consiste el sistema? Ante el riesgo de posible falta de cobro de parte de los bancos, en momentos en el que la cuota de los UVA ya igualó a los créditos "comunes", los bancos aseguran paquetes de hipotecas y los venden en el mercado. La garantía (y el riesgo) de cobro se traslada así al mercado, que pasa a ser una suerte de acreedor indirecto de los deudores hipotecarios.

De esta forma, los bancos ganan por partida doble: mantienen un reaseguro por la inflación con la indexación de las UVA, por un lado, y se mantienen a salvo de la posible incobrabilidad de los créditos con el reaseguro, que se traslada al mercado, por otro. Un negocio redondo.

Pero hay más: ya que, de acuerdo a la información provista por el diario BAE, la ANSESsería uno de los clientes de este nuevo instrumento financiero. Los presentes y futuros jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones familiares y AUH pasan a estar en riesgo si por una crisis, los créditos se vuelven incobrables y se genera un efecto cascada.

Este sistema funcionó, a gran escala, en los Estados Unidos y estalló con la crisis de las hipotecas subprime. Se trataban de hipotecas "basura", préstamos a deudores insolventes en muchos casos pero que representaban para los bancos un bajo riesgo ya que luego vendían esas hipotecas en el mercado, hasta que comenzaron a caer los deudores y eso arrastró a todo el sistema. Así, mucha gente perdió su empleo, sus ahorros y sus jubilaciones que estaban invertidas en estos instrumentos.

El riesgo de un eventual aumento de la incobrabilidad no es menor, en una economía que tendría una inflación más cercana al 20% este 2018, con paritarias que se están cerrando al 15. Un informe del economista Christian Buteler mostró cómo las cuotas de los UVA ya igualaron a las de un crédito con tasa fija que daba el Banco Nación en 2016.