La incertidumbre de la economía comienza a reflejarse en los depósitos de los bancos, que primero pasaron por un período de dolarización y ahora por una caída por goteo de los dólares en los bancos, según la propia información oficial que brinda el Banco Central. Tanto es así que en solo los últimos cuatro días hábiles de agosto se fueron más de U$S500 millones del sistema financiero.

Según el informe monetario diario del BCRA, había 28.580 millones de dólares en depósitos del sector privado el último 27 de agosto. El 31, último día disponible en el informe, el número había descendido a U$S28.055 millones, unos 543 millones de dólares menos.

Embed

En ese lapso, los depósitos en pesos se mantuvieron en torno a los 2,4 billones de pesos, por lo que esos dólares se fueron del sistema financiero. Cuando comenzó la corrida, a principios de abril, había 26.114 millones, por lo que la primera respuesta de los ahorristas fue a salirse de instrumentos en pesos para pasarse al dólar, pero siempre dentro del sistema financiero. Ahora, esta movida enciende las alarmas por si la corrida cambiaria se transforma luego en bancaria.

Esto mientras la cotización del dólar se mantiene en torno a los 40 pesos pero el Gobierno no logra "seducir" a los inversores, que huyeron en estampida de la Argentina y generaron este salto abrupto. Mientras tanto, la recesión se profundiza y promete golpear a la recaudación fiscal, por lo que la promesa de déficit cero parece cada vez más difícil de lograr.