El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, advirtió que "no es negocio" apostar a una devaluación abrupta y admitió que en los últimos meses la Argentina tuvo "viento de frente en todos los planos" por el fallo judicial a favor de los fondos buitre y la caída de precios de materias primas.

El titular de la entidad monetaria sostuvo que los ahorristas podrán seguir comprando dólares a través del sistema de la AFIP y afirmó que "la vocación es normalizar todo el sistema monetario y cambiario, preservando la estabilidad". El jefe del BCRA vaticinó además que "se va a seguir reduciendo la brecha" entre el dólar oficial y el paralelo, que en la actualidad se ubica en torno al 46%, porque según indicó "se va a acotar la volatilidad cambiaria".

Sobre la devaluación en Brasil, el funcionario pronosticó que esa tendencia "se va a atenuar significativamente" porque el país vecino tiene "reservas significativas" para afrontar esa situación. En el orden local, señaló que "a lo largo del año, se va a producir la liquidación de la cosecha" de soja que permitirá aumentar el volumen de dólares en en el país y adelantó que desde la entidad se están "generando las condiciones para que la retención" en silobolsas no sea rentable.

En declaraciones a radio América, Vanoli agregó que "no están dadas las condiciones para una devaluación abrupta" y añadió que "no es negocio apostar a eso". También indicó que "la tendencia de convergencia entre el tipo de cambio (oficial) y los implícitos financieros (dólar Blue) se va a seguir reduciendo en las próximas semanas".

"Vamos a acotar la volatilidad cambiaria, manteniendo la flotación administrada porque tenemos reservas suficientes y vamos a mantenerlas en un nivel confortable" para mantener la estabilidad, aseguró Vanoli. Consideró que la intención es "tener un tipo de cambio competitivo para los sectores productivos, pero que no comprometa la estabilidad financiera y monetaria".