Por la causa que llevó a estar este martes en los Tribunales de Comodoro Py a Cristina Kirchner, ahora Cambiemos quiere impliacr a Alberto Fernández, precandidato a Presidente. Recién durante la jornada y sin ninguna prueba alguna, Mariana Zuvic anunció en el canal Todo Noticias que lo iba a denunciar, a pesar de que en casi 11 años, nunca fue mencionado y solamente acudiría por pedido de la defensa de la ex Presidenta.

La causa se inició como desprendimiento de la causa madre de cartelización de la obra pública en Santa Cruz en favor de Lázaro Báez, el juez Julio Ercolini se declaró incompetente y derivó el caso a la Justicia de Santa Cruz en 2011. El 9 de octubre de 2012, la justicia archivó la denuncia.

Embed

Posteriormente, el 15 de abril de 2013, la parlamentaria del Mercosur Mariana Zuvic se basó en un programa de PPT de Jorge Lanata e insistió con una denuncia similar en la justicia de Santa Cruz (se habló ya de lavado, sobreprecios y corrupción que cruzaba a funcionarios nacionales y provinciales).igualmente, también se desestimó la denuncia.

De hecho, el 18 de junio de 2015, la titular del Juzgado de Instrucción Nº 3 resolvió dictar el sobreseimiento de Báez. Para entonces, la Justicia de Santa Cruz había analizado 49 obras que se adjudicaron al empresario.

A pesar de esto, con el cambio de Gobierno y el ascenso del marcrismo, una nueva denuncia fue presentada por Javier Iguacel, entonces director de Vialidad nacional. Esto derivó en el juicio que iniciará el 21 de mayo.El caso lo sustanció Ercolini y los fiscales Pollicita y Mahiques con la excusa de que tenían “la causa madre”. La decisión marcó un nuevo cambio en la postura del juez.

La defensa de Cristina, que considera que el hecho es cosa juzgada, brindó datos para refutar las denuncias. Por ejemplo, citó que la propia Justicia aclara que de un total de 1.464 obras que se otorgaron entre 2003 y 2013 en Santa Cruz, las empresas de Báez resultaron adjudicatarias de sólo 108, es decir, un 7,3% del total. También recordó que la Justicia concluye que no hubo sobreprecios.

A su vez, el Ministerio Público Fiscal reunió los expedientes administrativos de las 51 licitaciones adjudicadas a Báez y los 249 expedientes administrativos por medio de los cuales el Grupo Báez introdujo sucesivas y numerosas ampliaciones de plazos y costos. Luego de que fuera elevada la causa a juicio, el TOF (Tribunal Oral Federal) 2 ordenó una pericia sobre apenas cinco obras de esas 52, cuyos resultados recién llegarán a inicios de junio.