El ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, analizó la investigación de La Nación que reveló el supuesto cobro de coimas dentro de la órbita del Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo y sostuvo que "parece insólito que haya existido una asociación ilícita". Además señaló que "es obvio que el objetivo final de Bonadio es Cristina Kirchner".

En diálogo con el programa de radio Crónica Anunciada, que se emite por FM La Patriada, Fernández aseguró que "llama la atención que un chofer sepa montos precisos y cuánto se llevaba cada uno"; y cuestionó: "¿Para qué escribía los informes Centeno? Quizás porque reportaba para algún servicio de inteligencia". En este sentido, remarcó que "es raro que Centeno sea monotributista y no aparezca en registros cuando era chofer".

Por otro lado, se preguntó "por qué si allanaron Techint, no hay nadie preso por coimear", y agregó: "Es raro que no aparezcan Lázaro Báez, José López, gente de Techint". Consultado por las detenciones llevadas adelante, sentenció: "Dictaron la prisión preventiva de mucha gente con unas fotocopias, nunca vi algo así, Bonadio se quedó con la causa cuando la debería haber mandado a sorteo, y ni siquiera tiene los cuadernos, es todo muy raro".

"Soy el primero que quiere que esto se aclare, porque no quiero ni un segundo a un corrupto, pero quiero que se investigue de verdad, no esto", destacó el ex jefe de gabinete. "Todavía no terminamos de hablar del lavado de 80 millones en la campaña de Vidal y ahora de golpe aparece este hombre que tenía vocación literaria y que escribía cuadernitos", concluyó.

Embed