El precandidato a presidente Alberto Fernández mostró su alegría por las posturas de los dirigentes peronistasque apoyaron la fórmula con la senadora Cristina Kirchner, llamó a la mayor amplitud para la unidad y alertó que Macri "nos va a dejar un país en ruinas".

"Un dato que me alegró mucho fue ver la cantidad de gobernadores que elogiaron la idea de la fórmula y de lo que propusimos con Cristina", afirmó en una entrevista exclusiva con El Destape.

Hasta el momento, los gobernadores apoyaron la fórmula Fernández-Fernández son Gerardo Zamora (Santiago del Estero) Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucia Corpacci (Catamarca), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Sergio Uñac (San Juan) Carlos Verna (La Pampa) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).

El candidato además expresó que no tuvo tiempo aún de dialogar con Sergio Massa y afirmó que es clave ampliar la unidad al máximo posible.

Embed

El dirigente elegido por Cristina Fernández de Kirchner para encabezar la fórmula de cara a las elecciones, se refirió a la coyuntura política y económica y destacó que "el mayor problema que tenemos es que la deuda contraída con el FMI fue tomada por un Gobierno constitucional y tomada con el FMI, que no acepta quitas. Hay que dar un debate con los acreedores".

Del mismo modo, señaló que "es casi el dispendio de un borracho lo que ha pasado; es un loco que se puso a gastar plata como un condenado". Y afirmó que "hay argentinos que creen que comprar dólares es un derecho humano".

"Uno ya vivió todo esto y sabe qué caminos hay que tomar", declaró, al tiempo que sostuvo en que "lo importante es saber qué sectores tiene que pagar".

En esta nota