El precandidato a presidente Alberto Fernández alertó que un 40 por ciento de la deuda externa Argentina está en manos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y no puede ser negociada. El ex jefe de Gabinete además afirmó que el pago con el resto de los acreedores deberá ser negociado. “Nuestro deseo es pagar y cumplir las obligaciones, también nuestro deseo es poner en marcha la economía y el aparato productivo”, afirmó en una entrevista en El Destape.

Fernández afirmó que la deuda es uno de los principales problemas que dejará el gobierno de Mauricio Macri y explicó que debe hacer el país para poder afrontar las obligaciones del pago: “Hay un condicionante más que es la tomada con el Fondo monetario Internacional que no acepta esperas y no acepta quitas. Ahí tenes un 35 o 40 por ciento de la deuda que sólo puede ser refinanciada”.

Embed

El ex jefe de Gabinete continuó: “El resto habrá que dar un debate con los acreedores y plantearles que aunque nuestro deseo es pagar y cumplir las obligaciones, también nuestro deseo es poner en marcha la economía y el aparato productivo. Para pagar deuda es necesario generar dólares y sólo se generan dólares produciendo y exportando”.

El ex legislador porteño recordó que Cristina Kirchner dejó una deuda en dólares que representaba el 13 por ciento del PBI y que hoy supera el 100 por ciento.

“El mayor problema que tenemos es que fue tomada por un gobierno democrático electo por el pueblo: esto acota mucho la posibilidad de negociación y de cuestionamiento sobre la naturaleza y el origen de la deuda”, afirmó en referencia a la imposibilidad de evitar el pago.