El gobernador cordobés Juan Schiaretti aún no se expresó públicamente sobre la sorpresiva fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández que movilizó a toda la clase política nacional en el adormecido sábado de mediados de mayo.

Fuentes del Gabinete cordobés y de la mesa chica del gobernador confiaron a El Destape que el gobernador recientemente reelecto con un caudal histórico de votos "mantiene su postura de no opinar sobre decisiones de otros espacios políticos".

Sin embargo, Schiaretti siempre supo que Cristina iba a presentarse de candidata para las PASO de agosto y luego a las generales de octubre. Por eso, poco antes del mediodía del martes pasado, 48 horas después de su aplastante triunfo del domingo 12, el gobernador cordobés alambró al peronismo federal para evitar fugas hacia el kirchnerismo: “Yo dialogo con todo el mundo, pero el kirchnerismo es otro espacio político. Pero jamás voy a negar el diálogo a ningún espacio diferente al nuestro”.

Ese mismo martes, a las seis de la tarde, la ex Presidenta fue la figura de la cumbre del Partido Justicialista, donde toda la atención se posó sobre ella. Era el regreso al PJ oficial, luego de haber jugado por fuera de la estructura pejotista en 2017, cuando fue electa senadora por la provincia de Buenos Aires.

En el círculo chico de Schiaretti sostienen públicamente que el espacio participará de las PASO con Alternativa Federal respaldando a Roberto Lavagna. Sin embargo, el gobernador cordobés y Cristina mueven sus piezas en el ajedrez peronista para ver cómo quedan mejor parados a la hora de iniciar las conversaciones oficiales en pos de la unidad partidaria.

Quienes conocen a Schiaretti, saben que el gobernador es un tiempista y que tensará la cuerda como armador del “peronismo republicano” para retener porciones de poder cuando se sienten a negociar con la ex Presidenta.

El diputado nacional e intendente electo de Córdoba, Martín Llaryora, fue el único peronista de peso que opinó públicamente de la candidatura a vicepresidenta de Cristina: “Me tomó por sorpresa, pero sería irresponsable hacer consideraciones. Las definiciones de Córdoba las toma el justicialismo, que hoy está conducido por Juan (Schiaretti)”, le dijo a la radio oficialista Cadena 3.

Y agregó: “Alternativa Federal es un espacio que sale de la grieta y los argentinos necesitamos acuerdos que marquen horizontes para darle seguridad a todo el mundo”.