El Gobierno concretó este lunes mediante un decreto un recorte en diferentes cargos políticos de todos los ministerios. Se trata de un ajuste en las estructuras organizativas en la cual se eliminan secretarías, subsecretarías y direcciones nacionales.

A través del decreto 174/2018, publicado en el Boletín Oficial, se realizó una "reingeniería organizacional" dentro de la administración pública a partir de la cual cada cartera vio modificada las estructuras a nivel de secretarios y subsecretarios.

La norma implica "la supresión de los cargos que ya no resulten estrictamente necesarios para el cumplimiento de las acciones y misiones de los organismos y Jurisdicciones del Estado Nacional", según se publicó. Esto ocurre a dos días de haber anunciado la designación de una directora de Movilidad Peatonal en el Ministerio de Transporte y de nombrar a un varón como Director de Igualdad de Oportunidades en el Mundo Laboral entre Varones y Mujeres, dentro de la cartera de Trabajo.

De igual modo, se suprimieron "los cargos extraescalafonarios con rango y jerarquía de Secretario y Subsecretario existentes en las jurisdicciones ministeriales y en los organismos desconcentrados dependientes", con algunas excepciones.

Desde la asunción del presidente Mauricio Macri, la cantidad de cargos políticos del Ejecutivo -ministros, secretarios, subsecretarios de Estado y directores nacionales- aumentaron alrededor de un 30 por ciento.

El decreto también creó una estructura nueva: se trata del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), en el ámbito de la Secretaría de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social.

Esta medida significaría un ahorro aproximado para el Estado de unos 1.500 millones de pesos.