Este lunes el presidente, Mauricio Macri, anunció algo de lo que se venía hablando desde hace un tiempo: las Fuerzas Armadas participarán en asuntos de seguridad interior, como parte de la estrategia de la lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, diversos sectores remarcan sus dudas respecto a qué tan efectivo será esto y los riesgos que se corren al retrotraer la dinámica militar a la época de la última dictadura.

“La historia en América Latina demuestra que cada vez que las Fuerzas Armadas fueron utilizadas para combatir el narcotráfico lo único que ocurrió fue que aumentaron las violaciones a los derechos humanos. Esto está documentado en los casos de Colombia, México y Brasil”, explicó a El Destape Cecilia Gonzalez, periodista mexicana autora de "Narcosur", "Todo lo que necesitás saber sobre narcotráfico" y "Narcofugas".

cecilia gonzalez

En este sentido, remarcó que las FF.AA. argentinas “no están preparadas para tareas de seguridad interior” e, incluso, “las fuerzas de seguridad tradicionales tampoco se han lucido respecto a los derechos humanos”, tanto en nuestro país como en el resto de Latinoamérica. “Es sumamente peligroso, sobre todo con los antecedentes que hay”, advirtió.

“En ninguna parte del mundo se ha logrado combatir al narcotráfico con estrategias bélicas"

Por otra parte, expuso que, por la experiencias de otros países, militarizar las fronteras no tendrá los efectos que busca el Presidente. “En ninguna parte del mundo se ha logrado combatir al narcotráfico con estrategias bélicas, sólo ha habido control o reducción de daños con nuevas políticas de drogas que tienen que ver con la regulación o despenalización del consumo o legalización plena de las drogas” explicó González.

De hecho, en los países en que se “militarizó” el combate contra el narcotráfico “solamente se incrementó de manera apabullante la violencia y las denuncias de violaciones a los derechos humanos”, con denuncias de “asesinatos, ejecuciones, masacres colectivas, tortura y desaparición por parte de soldados del ejército”, como los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, México, con pruebas de la participación militar.

Embed

Los resultados fueron todo lo contrario a lo esperado, ya que en los últimos 40 años “el narcotráfico aumentó, los carteles se multiplicaron y fortalecieron”, y además “se incrementó el consumo, se fortaleció el cultivo y la fabricación de drogas ilegales sintéticas”. “Los resultados concretos hablan de un fracaso”, sentenció la corresponsal mexicana.

En este marcó, consideró que volver a dejar que las FF.AA. participen en la seguridad interior es “un retroceso”, y planteó que constituye una “contradicción” con la posible despenalización de las drogas ilegales que podría hacerse con la reforma del Código Penal, que se presentará en agosto.

Por otra parte, cuestionó que “el Presidente da por hecho un consenso que no existe, porque no ha habido una discusión ni siquiera parlamentaria, de la sociedad, los organismos de derechos humanos o especialistas”, y que este tipo de medidas son “aplaudidas por Estados Unidos”, en medio de la vuelta del Fondo Monetario Internacional a la Argentina.

LEÉ MÁS: ROSSI CRITICÓ EL ANUNCIO DE MACRI SOBRE LAS FF.AA Y PIDIÓ QUE PASE POR EL CONGRESO