La consultora Ecolatina aseguró hoy que el cumplimiento del déficit primario del 2,7% del PBI para este año "luce encaminado", pero advirtió que "hay dudas" acerca de alcanzar la pauta acordada con el FMI para el 2019, ya que deberá bajar fuertemente la inflación y la economía recuperar el crecimiento.

"Sólo con crecimiento será viable cumplir la meta fiscal 2019", afirmó la consultora en su último informe, en el cual analiza el estado de las cuentas públicas y la viabilidad de alcanzar el compromiso negociado entre la administración de Mauricio Macri con el Fondo.

De acuerdo al análisis publicado, "el cumplimiento del déficit primario de 2,7% del PBI del sector público Nacional para este año luce encaminado".

En cambio, Ecolatina alertó que "hay dudas sobre la posibilidad de bajar significativamente el rojo primario en 2019 en un contexto de elecciones presidenciales".

"Es que incluso apelando a la salvaguarda social, el Ejecutivo tiene que reducir el rojo primario a 1,5% del PBI. A priori el esfuerzo fiscal deberá ser muy importante por lo que no sorprende que la administración Macri haya tenido que cambiar de opinión respecto a que todo el ajuste recaería sobre los gastos", explicó la entidad.

Al respecto, puntualizó que "recientemente, el Gobierno implementó varias medidas para apuntalar o no resignar ingresos fiscales (posponer cronograma de reducción retenciones a los derivados de la soja y la derogación del Fondo Federal Solidario)".

"¿Es posible cumplir la meta fiscal de 2019 si la economía se recupera y baja la inflación?", se preguntó la consultora en su estudio.

Así planteó que "en un escenario optimista donde la actividad trepa 1,5% y la inflación se desacelera promediando una tasa del 29%, el esfuerzo fiscal necesario para bajar el déficit primario a 1,5% del PBI no es imposible".

"En este escenario los ingresos del sector público Nacional crecerían 30% anual por lo que el gasto primario no podría trepar más que 23% anual, lo que equivale a un ajuste real del 4%", indicó Ecolatina.

A la vez, señaló que "a priori dicho recorte parece acotado, pero por movilidad automática 60% del gasto primario trepará casi 31% anual, lo que implica que los restantes erogaciones sólo podrán subir 12% anual (caída del 13% en términos reales)".

"En un escenario pesimista donde la recesión persiste (el PBI cae 1%) y la inflación no cede (promedia 36%), el esfuerzo fiscal necesario para cumplir con la meta fiscal es casi imposible", advirtió la compañía.

La consultora también indicó que "en este escenario los ingresos del sector público Nacional crecerían 31% anual (caída del 4% en términos reales) por lo que el gasto primario no podría trepar más que 24% anual, lo que equivale a un ajuste real del 9%".

"Dicho recorte luce complejo de aplicar, ya que por movilidad automática 60% del gasto primario trepará cerca de 34% anual, lo que implica que los restantes erogaciones solo podrán subir 9% anual, lo que implica una caída en términos reales del 20% anual", puntualizó.

Finalmente, Ecolatina estimó que "la recuperación de la actividad será clave para cumplir la meta fiscal el año que viene".

"Sin embargo, la salida de la recesión no está garantizada: la política fiscal y la monetaria serán contractivas, nuestro principal socio comercial no logra estabilizarse y las turbulencias financieras internacionales arrecian. Ojalá que el clima permita, por lo menos, que la cosecha agrícola sea récord en 2019", concluyó.

En esta nota