El sábado pasado, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tuvo un almuerzo con el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y con el diputado del Parlasur, Eduardo Valdés. En el encuentro analizaron la situación de Brasil, Argentina y América Latina.

El referente de derechos humanos acudió a la cita en el Café de las Palabras, ubicada en Almagro, con un presente para la ex mandataria: le llevó una copia del Vía Crucis latinoamericano que él mismo pintó. Esquivel fue acompañado por su hijo Leonardo y su nieto Andrés.

Embed

El premio Nobel visitará al ex presidente de Brasil, Lula da Silva, el 19 de abril en Curitiba, desde donde están pidiendo su traslado por el temor de que se generen desmanes. Además, Esquivel está juntando firmas para que el ex presidente de Brasil reciba el Nobel de la Paz en 2019.

En el encuentro, los tres referentes hablaron sobre "los golpes blandos que están afectando a América Latina", el impeachments contra Dilma Rousseff y hasta el golpe contra el ex presidente paraguayo Fernando Lugo.