En el programa Debo Decir de Luis Novaresio, el reconocido actor Arturo Puis le reclamó en la cara al ministro de Cultura de Nación, Pablo Avelluto, la crisis que viven los actores argentinos debido a la baja de producción nacional que hubo en los últimos años.

El funcionario esquivo el reclamo y al rescate salió el conductor que cambió rápidamente de tema para no incomodar al ministro.

Embed

“Cuando me fui de la Feria del Libro, me fui a la cena donde conversaban Mario Vargas Llosa, el presidente Chile, Sebastián Piñera, y el presidente Macri. Los tres acordaron en algo de que no son las tarifas, no es la inflación, no es el dólar sino que el verdadero desafío que tenemos en toda la región es la educación”, se explayó Avelluto sobre el escrache que sufrió en La Rural por parte de estudiantes y profesores que exigían que no cierren los 29 profesorados de CABA.

Al escuchar su exposición, Puig lo cruzó para recordarle el reclamo de los actores argentinos que se encuentran en una crisis por la falta de producción audiovisual en el país.

“En la mayoría de los países adelantados hay un porcentaje de ficción en los canales y nosotros no lo tenemos. Sí hay un porcentaje de producción nacional pero no de ficción. El porcentaje de actores sin trabajo es enorme”, reclamó el reconocido actor.

El debate comenzaba a encenderse con la participación de Georgina Barbarossa y Jorge Marrale, pero la intervención de Novaresio echó por tierra todo.

El conductor, sin tener mucho que ver, salió a defender a América para destacar que en el canal “se le da trabajo a muchos periodistas y a muchos actores”. “Quiero quebrar una lanza por lo que pasa en América”, aclaró e inmediatamente cambió de tema y recordó la famosa ficción que protagonizó Puig, “¡Grande Pa!”.