El juez de la Cámara de Casación Penal bonaerense, Horacio Piombo, presentó su renuncia como profesor en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) después de ser cuestionado por el fallo donde bajaba la mitad de la pena al abusador de un niño de seis años.

En su carta de renuncia dirigida al Consejo Directivo de la facultad, Piombo aseguró que "el gravitante decisivo para tomar este camino fue que, como profesor ligado profundamente a esta Casa, debía imperativamente contribuir a la paz y a la tranquilidad de la facultad; facilitar a las autoridades el ejercicio de sus funciones alteradas por tomas de despachos y desórdenes impedientes del normal dictado de los cursos".

El magistrado se desempañaba, hasta ahora, como titular de cátedra en las materias Derecho Internacional Público cátedra I y Derecho Internacional Privado cátedra II.

La noticia desató la indignación y el repudio de estudiantes y organizaciones de derechos humanos que pidieron las últimas dos semanas su renuncia inmediata en la facultad.