El juez del Tribunal de Casación Penal bonaerense Horacio Piombopresentó la renuncia a su cargo después de los cuestionamientos recibidos por bajar la condena al abusador de un nene de seis años junto a su par Ramón Sal Llargués.

Tras los rumores sobre su dimisión, que el propio Piombo debió desmentir la semana pasada, el magistrado presentó la renuncia y ahora la Corte deberá prestar su conformidad y enviar la dimisión al Ejecutivo.

Piombo ya había renunciado, hace dos semanas, a sus catédras de Derecho Internacional Público y Derecho Internacional Privado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata.

"El gravitante decisivo para tomar este camino fue que, como profesor ligado profundamente a esta Casa, debía imperativamente contribuir a la paz y a la tranquilidad de la facultad; facilitar a las autoridades el ejercicio de sus funciones alteradas por tomas de despachos y desórdenes impedientes del normal dictado de los cursos", escribió Piombo.


En esta nota