Escándalo e hipocresía. Un hecho dejó al descubierto los prejuicios y homofobia en un colegio de la clase alta salteña. El protagonista: Santiago, un joven que cursa el cuarto año en colegio Santa María.

El joven alumno salió del closet y declaró abiertamente su homosexualidad y la institución lo expulsó a él y a tres de sus compañeros que lo defendieron. Incluso la abuela de uno de los chicos ayer manifestó su molestia en un tuit al Papa Francisco.

Ocurre que, tras hacer su declaración, el joven recibió el hostigamiento de otros alumnos y de varios miembros del profesorado que incluso se ofrecieron a "curarlo", informó el sitio El Canciller.

Embed

Santiago no dejó de ir a clases pese a ese maltrato. Un hecho generó la discordia, usar una pulsera con los colores de la bandera del orgullo gay. El colegio consideró ese gesto del adolescente como una provocación y le pidieron que se sacara la pulsera, ante lo cual su grupo de amigos decidieron empezar a llevarla ellos también, a modo de solidarizarse por los agravios.

Embed

Los directivos decidieron sancionarlos y ellos hicieron público el castigo por las redes sociales. Tras la gran difusión que tuvo el caso, la institución los "invitó" a que no renovar la matrícula para el ciclo lectivo 2019 y, de ese modo, quedaron expulsados.

El colegio Santa María sostiene que no se trataría de discriminación, sino de “no cumplir con los cánones religiosos de la institución” y algunos padres apoyaron la decisión del centro escolar.

Salta es una de las provincias más conservadoras y religiosas del país, la cual se manifestó en contra de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) y de la despenalización del aborto. La hermana de Santiago, Martina Coraita Safar, contó lo sucedido en Twitter y denunció que no es la primera vez que la institución actúa de ese modo. "Y así vivimos, naturalizando injusticias, ilegalidades e historias traumáticas... ¿alguien más tiene algún trauma todavía? Porque al menos yo, y mis allegados que pasaron por este colegio, les puedo asegurar que sí. No voy a dejar que la historia de mi hermano se transforme en unos tantos mitos del colegio, porque al igual que éstos, no son mitos, sucedieron. Pero a diferencia de ellos, éste lo escuché de primera mano, y no susurrando en un recreo, como todos los otros", expresó.

Embed

La abuela de uno de los compañeros de Santiago también denunció lo sucedido en las redes. "Mi nieto mayor, de impecable trayectoria académica y de conducta, fue EXPULSADO del Colegio Santa María de Salta por defender a un compañero gay de la cobarde agresión y humillación a que lo sometió un consejero de ese colegio", escribió. La mujer citó un mensaje que el papa Francisco puso en Twitter para criticar a la institución y reclamarle al líder religioso. "Amar a Dios quiere decir servir al prójimo sin reservas y tratar de perdonar sin límites", era la declaración del sumo Pontífice en su cuenta oficial de la red social. "¡Qué buena frase para el Colegio Santa María de Salta, que acaba de expulsar a mi nieto y a tres compañeros más por defender a un compañero gay de la cobarde agresión y humillación a la que lo sometió un consejero de esa institución!", cuestionó.