La periodista María O’Donell mantuvo un fuerte cruce con la abogada de la Red Federal de Familias (RFF) María Teresa Mockevich, quien demandó a los médicos que le realizaron una cesárea a la de 11 años que fue violada en Tucumán.

Mockevich fue una de las letradas que, junto a Luciana Collombres, Viviana Matar, Jorge Ramacciotti, Constanza del Carril, Raúl Lezana, Angela Vittini y Ricardo Miguel Auad presentaron la denuncia por “homicidio agravado” contra los dos médicos intervinientes y la abogada Adriana Mónica Mazzone, un delito que contempla una condena que puede llegar hasta la prisión perpetua.

En su programa de Radio Metro, O’Donell increpó a la abogada por la denuncia, a lo cual, la letrada retrucó “Se los denunció por homicidio con dolor eventual por la beba que nació y vivió 10 días. La causa fue extraer del vientre de la niña con anticipación y someterla a un estado prematuro extremo”.

Embed

La periodista cuestionó a la letrada al asegurar que la niña de 11 años no se encontraba en buen estado de salud para continuar con el embarazo, según los médicos, y antepuso la voluntad de la víctima de no continuar con la gestación.

“La niña pesaba más de 50 kilos, no era tan pequeña. Lo ideal era que si no quisiera criar está la ley de adopción. Los médicos que hacen el procedimiento ponen en riesgo a la bebé que estaba por nacer. Aunque sea una semanas más esa bebé se hubiera salvado”, argumentó.

Además, Mockevich resaltó que “el aborto no es legal, no se despenalizó, está en el Código Penal” y que agregó: “En esa personita que estaba creciendo había una sujeto de derecho, no podemos negar que nació y vivió 10 días. Los medico que sabían que no iba a sobrevivir”.

En tanto, O’Donell insistió en que exisiste “un protocolo” para “cuando la madre corre peligro el aborto no es un delito” por lo que “la Corte estableció que para los casos similares se establece el protocolo, porque si se judicializa se niega el derecho”.

En esta nota