El proyecto de despenalización del aborto en el Congreso lucha por su aprobación, pero en caso de lograrse, debería contar también con el visto bueno del Presidente para ser promulgado. Macri se manifestó en contra de la idea ("a favor de la vida", dijo) por eso se generaron suspicacias si finalmente lo vetará a o no.

Según consignó el diario La Nación, desde el entorno del jefe de Estado ya deslizaron que Macri respetará la decisión del Congreso en caso de que finalmente se apruebe el proyecto, que se presentó por sexta vez en el Palacio Legislativo.

"No habrá veto, está dispuesto a aceptar lo que se resuelva. Pero lo importante es que el debate se dé de forma madura e integral, es un reclamo social que tiene muchos años", dijo uno de los funcionario más cercanos a Macri al diario oficialista.

El panorama es incierto: la votación se presupone muy pareja en la cámara de Diputados, la cámara de origen del proyecto. En el Senado la expectativa es menor, ya que sus miembros suelen ser más conservadores.

Ayer, Macri se refirió al asunto presentando un proyecto de ley que extiende las licencias por paternidad y que busca promover la igualdad salarial entre varones y mujeres. También tuvo algunos deslices, como haber agradecido a las mujeres "que lo hicieron feliz como hombre" lo que le valió críticas de algunas mujeres en las redes sociales.

En la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el presidente hizo explícito su apoyo al comienzo del debate por la despenalización, pese a que él está en contra. Desde entonces, varios ministros, como los de Ciencia, Cultura, Salud y hasta de Seguridad se expresaron a favor del proyecto de ley.