Faltan sólo 6 días para que el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) sea tratado en la Cámara Baja, y los votos a favor y en contra están cada vez más parejos. En los últimos días, varios diputados que figuraban como indecisos definieron su postura y cerraron aún más la brecha.

Felipe Solá, del Frente Renovador, anunció públicamente que votará a favor de la legalización del aborto. “Más allá de los sentimientos privados debe primar el bien común, es una cuestión de salud pública”, sostuvo, luego de una reunión con Pedro Cahn, director de Fundación Huésped.

Embed

Otro indeciso que se manifestó a favor del aborto legal, seguro y gratuito es el diputado santafesino y ex secretario de Transporte Alejandro Ramos, de Primero Argentina, quien en las últimas horas adelantó su intención de voto.

Embed

También el mendocino radical Luis Borsani, quien parecía volcado hacia un voto negativo, aclaró que apoyará la iniciativa de la Campaña por el Derecho al Aborto. En su caso, el debate que se dio en el Congreso lo ha hecho “reflexionar profundamente” y pudo entender que las muertes maternas por aborto son “absolutamente evitables”, por lo que la legalización, “en el aspecto sanitario, hay que cubrirla”.

Embed

Mientras tanto, el jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, sostuvo que “la criminalización" de la mujer que aborta "es un tema que ha fracasado”. Si bien no definió el “sí”, apuntó que la discusión "no debe ser vista a la luz de un tema religioso o político", y adelantó: "Yo tengo en la intimidad una decisión, pero como presidente del interbloque he procurado acompañar".

Por otro lado, también están los que se decidieron por la negativa al proyecto. Uno de ellos es Sebastián Bragagnolo, diputado de Mendoza por el PRO, quien sostuvo que su postura “está definida desde siempre”: “Estoy a favor de políticas públicas que defiendan las dos vidas, tanto la madre como la del hijo, por lo tanto estoy en contra del aborto”, aclaró.

El legislador de La Rioja por el PJ Luis Beder Herrera también confirmó que su voto será negativo bajo la consigna “sí a la vida”.

El santafesino Luis Contigiani del Frente Progresista, en tanto, se manifestó de la misma manera bajo los argumentos de que “la respuesta a un mundo injusto no puede ser un acto de injusticia” y que “la devaluación de la vida es parte de la crisis civilizatoria de la globalización neoliberal”.

Sin embargo, desde el Partido Socialista le recordaron que la postura histórica del socialismo es la de apoyar la interrupción legal del embarazo y por ese motivo lanzaron una campaña para que vote a favor o por lo menos se ausente.

De esta manera, la votación queda prácticamente en un empate: según aseguraron a El Destape fuentes del Congreso, hay alrededor de 120 votos de cada lado -a favor y en contra-. Esto hace que el resultado que tendrá el debate el 13 de junio sea impredecible, ya que los números “cambian todos los días”.

LEÉ MÁS: LA ONU PIDIÓ A LA ARGENTINA GARANTIZAR EL ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO

En esta nota