A tres semanas de la votación del de aborto legal, seguro y gratuito, un grupo de senadores cordobeses presentó un proyecto alternativo que pretende resolver los puntos más controversiales entre quienes tienen la postura negativa, y así conseguir resultados favorables para que salga la ley.

La legisladora Laura Rodríguez Machado, de Cambiemos, junto a su compañero de bancada Ernesto Martínez y el justicialista Carlos Caserio presentaron este miércoles la iniciativa que modifica aspectos importantes del proyecto original, votado en la Cámara de Diputados. Si bien mantiene la propuesta de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), reduce el límite para el procedimiento hasta las 12 semanas en lugar de 14.

Lo fundamental, sin embargo, es que con esta normativa se permitiría la objeción de conciencia no sólo de profesionales de la salud sino de toda una institución en sí misma, algo muy rechazado por la Campaña por el Derecho al Aborto, ya que restringe las posibilidades de las mujeres y personas gestantes de acceder a los servicios de salud.

"Las instituciones de salud privadas podrán formular su objeción de conciencia a la interrupción voluntaria del embarazo, para lo cual deberán previamente informar al Ministerio de Salud de la Nación tal circunstancia”, con lo cual quedarán “exentas de la aplicación de las sanciones contenidas en la presente ley", propone uno de los artículos.

Pero no termina ahí: además, de aprobarse este proyecto también se eliminarían las penas a los médicos que dilaten, obstaculicen o se nieguen a realizar prácticas abortivas, lo cual en la iniciativa que obtuvo media sanción en Diputados es sancionado con entre tres meses y un año de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena.

Por otra parte, en términos más positivos, los cordobeses propusieron que exista una partida presupuestaria específica para la IVE compartida entre el Estado nacional y las provincias y que desde el Gobierno se inicie la producción y envío a hospitales públicos de misoprostol, la droga utilizada para abortos seguros ambulatorios en las primeras semanas de gestación.

Este punto resulta de vital importancia, sobre todo para las mujeres más humildes: hoy sólo el laboratorio Beta la produce, bajo el nombre “Oxtaprost”, y al tener el monopolio lo venden hasta por 3300 pesos en farmacias.

LEÉ MÁS: QUINO REPUDIÓ LA IMAGEN DE MAFALDA CON EL PAÑUELO DE "SALVEMOS LAS DOS VIDAS"

En esta nota