Esta semana se definió la fecha de votación de la legalización del aborto en el Senado -que será el 8 de agosto-, y los legisladores ya comenzaron a marcar la cancha. El jefe del bloque Argentina Federal en la Cámara Alta, Miguel Ángel Pichetto, le envió un contundente mensaje al presidente, Mauricio Macri, y a la Iglesia católica, de cara a la recta final del debate.

Consultado en Código Político, por TN, si el Gobierno sabe qué quiere con la ley de aborto, Pichetto consideró: “Yo creo que no. En un tema de esta envergadura, si se decide ponerlo en el debate el Presidente tiene que jugar, y la ley tiene que salir”.

En este sentido, si bien “es un tema de conciencia que cruza transversalmente a todos los partidos y se define por las convicciones”, planteó que “si un Gobierno decide impulsar una iniciativa de estas, tiene que ponerse al frente”.

“La Iglesia argentina debería ser fuertemente tolerante”

Por otro lado, desde su postura “laica” como legislador, Pichetto sostuvo que “la Iglesia argentina debería ser fuertemente tolerante” en este debate. “La comprensión de los fenómenos sociales y la tolerancia están impregnando a la religión, amar al prójimo, comprender la sociedad cuando cambia”, remarcó.

Además, planteó que la incidencia de la Iglesia en asuntos públicos “ya se dio en la década del 60 sobre la educación, si iba a ser laica o ‘libre’”, y cuando la Iglesia dejó de hacer las partidas de defunción y nacimiento y éstas pasaron a manos del Estado.

“Se empezó a definir una identidad de un Estado laico plural respetuoso de una religión dominante. Los procesos de cambio hay que asimilarlos, incorporarlos y legitimarlos en el marco legal”, defendió.

También manifestó que aspira a que la ley “se vote como viene de la Cámara de Diputados”, mientras que, si hay puntos que necesitan cambios, “a lo mejor se puede corregir con leyes posteriores”.

Embed

LEÉ MÁS: LA JUSTICIA ORDENÓ INVESTIGAR A CARRIÓ POR DECLARACIONES CONTRA MOYANO