En la tarde del martes, durante el plenario de comisiones por el proyecto de legalización del abortoen el Senado, el legislador de Cambiemos Esteban Bullrichpretendió argumentar en contra de la iniciativa con una bizarra comparación: drogas y aborto.

Al finalizar la ponencia del médico Ernesto Beruti se abrió el micrófono a las preguntas de los senadores. Bullrich tomó la palabra, aunque no para hacer una consulta sino para plantear una “reflexión” o, más bien, una valoración personal.

“Hay otros problemas que también generan muerte. Deberíamos empezar a discutir la legalización, entonces, de las adicciones (sic). Mueren decenas de adictos por sobredosis, y una manera sería que en cada hospital hubiera un lugar donde médicos les proveyeran esas drogas y controlaran cómo las toman para que no se mueran”, sostuvo el senador.

Además, el ex ministro de Educación consideró que se deberían “empujar otros caminos”. “Está claro que no es solamente la educación sino el acompañamiento a la mujer, donde claramente estamos en falta”, reconoció, a pesar de que en su anterior cargo desfinanció el programa de Educación Sexual Integral que debe funcionar en las escuelas de todo el país desde 2008.

LEÉ MÁS: MICHETTI PIDE PREVENCIÓN PARA EL ABORTO, PERO EL GOBIERNO DESFINANCIÓ LA EDUCACIÓN SEXUAL