Luego de reunirse con la diputada de Cambiemos Silvia Lospenanato, una de las máximas impulsoras de la legalización del aborto, Mauricio Macri se juntó con diputados de su partido que rechazan el proyecto y ratificó su postura a favor "de las dos vidas".

Del encuentro participaron Carmen Polledo, titular de la comisión de Salud y una de las más fervientes opositoras al proyecto, la radical Gabriela Burgos, presidenta de la comisión Penal, y Marcela Campagnoli, hermana del fiscal José María Campagnoli y legisladora cercana a Elisa Carrió. LLamó la atención la ausencia Cornelia Schmidt Liermann, diputada que gestionó la reunión.

En el marco del debate del proyecto en la Cámara de Senadores, donde la vicepresidenta Gabriela Michetti ratificó el giro a cuatro comisiones para su tratamiento, el Presidente se juntó con legisladores de su bloque para analizar el estado de situación.

Según reveló el diario Clarín, participantes del encuentro confirmaron que "el Presidente no cambió su posición y sigue manifestándose en contra del aborto y a favor de las dos vidas pero ratificó la libertad de acción para sus legisladores".

Si bien el Macri hizo hincapié en seguir debatiendo en los términos que se llevó a cabo en Diputados, sus palabras fueron un fuerte respaldo para los diputados que hacen campaña contra el proyecto, como Federico Pinedo y Esteban Bullrich.