En plena cuenta regresiva hacia la sesión de este miércoles en la Cámara baja, cuatro diputados que figuraban como indecisos revelaron hoy que acompañarán el proyecto de despenalización del aborto: se trata de Abel Furlán y María Isabel Guerin (Frente para la Victoria-PJ), Sofía Brambilla (PRO) y Sergio Ziliotto (Justicialista).

En declaraciones al portal Campana Noticias, Furlán (de formación católica) explicó su voto positivo al sostener que asumió "el rol de legislador en un Estado laico", lo que implica que de ninguna manera las posiciones que asuma puedan fundamentarse en sus "creencias", sino en sus "convicciones".

"Por eso, a la vez que creo en Dios, tengo la firme convicción de que no existen argumentos de peso para sostener una prohibición que criminaliza a las mujeres, especialmente a las mujeres pobres, si en el siglo XXI queremos vivir en una democracia plena", concluyó.

Por su parte, Ziliotto detalló en Twitter los fundamentos por los cuales apoyará el proyecto sobre aborto, del cual dijo que "es imprescindible abordarlo como el grave problema social que representa y darle una respuesta urgente desde la salud pública y resolverlo con una presencia activa del Estado que termine con el escenario actual de desigualdad social".

Para el pampeano "el aborto existe y ya se ha cobrado muchas vidas", y apuntó que el "perfil punitivo" de la actual legislación "ha aumentado su clandestinidad".

Este lunes también se conoció que la matancera María Isabel Guerin (FpV-PJ) votará a favor, mientras que el riojano Luis Beder Herrera (Argentina Federal), de concurrir a la sesión, votará negativamente, al igual que la misionera Flavia Morales (Argentina Federal).

El caso más llamativo es el del mendocino del Partido Instransigente José Luis Ramón, que este lunes confirmó que votará en contra, sólo tres días después de que anunciara en un comunicado que acompañaría la despenalización.

En esta nota