El represor y genocida de la última dictadura cívico y militar, Luciano Benjamín Menéndez, falleció esta mañana a los 90 años en un Hospital de Córdoba donde estaba internado por una afección cardíaca.

El integrante de la Junta Militar recibió un total de 13 condenas a prisión perpetua por sus numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante los ’70.

Fue comandante del Cuerpo del Ejército con sede en Córdoba hasta 1979 en donde llevó a cabo múltiples acciones represivas, además, estuvo a cargo de las fuerzas armadas y de seguridad en 10 provincias.

También, fue gobernador de Córdoba por un día. Ya en democracia, mantuvo vínculo con el actual ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Embed

En esta nota